FANDOM


La reducción es una técnica de cocción cerámica, donde la atmósfera del horno tiene una insuficiencia de oxígeno, con lo que la combustión no es completa. La reacción que ocurre es una transferencia de electrones, entre el producto cerámico y los gases en la atmósfera del horno.

Tipos de cocciones reductoras Editar

  • Carbonotermal

TODO: ver libro reflejos


Proceso Editar

Sangre de buey

Sangre de buey, se pueden ver los dos estados del cobre, no siendo una reducción completa. kidoma.

En un horno de combustible (gas, gasóleo, leña, etc.) se hace una combinación del gas de combustión con oxígeno para provocar la llama y que entre en torrente dentro del horno siguiendo un camino, haciendo una espiral, etc. el caso es que llegue a todos los rincones del horno y haga subir la temperatura dentro de él. La combinación con oxígeno tiene un equilibrio que se rompe si entra mas o entra menos aire, en ambos casos la temperatura sube mas lentamente debido a que la combinación óptima no se alcanza. Un exceso de aire provoca una atmósfera oxidante, al equilibrio se le llama atmósfera neutra (se consume todo el oxígeno necesario para la combustión -ni sobra ni falta-), y cuando falta aire se produce la atmósfera reductora ya que la llama empieza a producir gases secuestrantes de oxígeno que lo sacan de los componentes de la pasta y del esmalte. Esto cambia los colores que producen los óxidos metálicos que están en el esmalte al cambiar de un tipo de óxido a otro o inclusive llegando a perder todo el oxígeno y quedar en forma metálica. El mejor ejemplo lo da el cobre, que se adiciona al esmalte como óxido cúprico CuO de color negro, en la reducción pierde un átomo de oxígeno de cada 2 de cobre, si tenemos 2 de Cobre y 2 de Oxígeno es Cu2O2 (que es lo mismo que CuO) y al reducir queda en Cu2O, este es de color rojo y forma los esmaltes sangre de buey. Si la reducción es muy fuerte pierde todo el oxígeno y se convierte en cobre metálico como el que se ve en el lustre, el reflejo metálico, o el que se forma en el rakú. [1]

Con respecto a las reducciones, por lo general y en hornos de gas se comienzan sobre los 1000-1100º y se mantiene hasta la temperatura máxima y en la bajada hasta otra vez esos 1000º, para asegurarnos de que no habrán reoxidaciones. Si no queremos hacer una reducción tan fuerte, podemos empezarla cuando el horno esté ya a la temperatura máxima (1250-1280), y mantenerla media hora o tres cuartos. En ese tiempo el horno va bajando despacito y cuando cerremos ya el gas, el vidriado habrá sellado y permanecerá reducido[2].

Principalmente se evidencia en el color, tanto de la pasta como del esmalte, siendo el cobre y el hierro, los que se prestan con más evidencias.

Ejemplo

El ion hierro (III) puede ser reducido a hierro (II):

Fe3+ + e → Fe2+


Los gases de la combustión, por lo tanto la cocción, son controlados en el horno por la sonda del alfarero.

Reducción en horno eléctrico Editar

El horno eléctrico, el cual genera calor por el calentamiento de las resistencias, así sube la temperatura y la oxidación de los compuestos de la pasta y del esmalte se hace libremente con el oxígeno que hay dentro del horno. Este al ser cerrado, y con pequeños respiraderos, toma oxígeno de afuera y saca gases de la oxidación de la pasta y el esmalte. En estos hornos si se quiere hacer una reducción de oxígeno se tiene que forzar no a que haya menos oxígeno sino a que entre mucho monóxido de carbono que es un gas con una tendencia secuestrante de oxígeno muy fuerte, se combina en el aire con oxígeno y saca oxígeno del esmalte para forzar la reducción de este. Esto se consigue metiendo algún combustible reductor como pueden ser bolas de naftalina, una llama de gas reducida (amarilla), etc. Esto es muy peligroso y se debe hacer con el horno apagado ya que la formación de gases con la electricidad de las resistencias puede ser una mezcla explosiva.

En caso de realizar reducciones en un horno eléctrico es apropiado alternar las cocciones con oxidante, así las resistencias vuelven a oxidarse, lo que alargamos la vida de estas. para hacer reducciones: naftalina, cigarros viejos, espliego, tomillo, astillas de tea, astillas de madera normal, un goteo de gasoil con un suero de hospital y un soplete de gas. Lo importante es no reducir cuando las resistencias están encendidas. Se comienza a reducir (para esmaltes de 1000º con el punto de congelación a 650º) 80º por encima del punto de congelación, cesaba la reducción unos 60º por debajo. Es importante hacer un mantenimiento pequeño (10minutos) antes de empezar a reducir para homogeneizar la temperatura interior ya que puede haber mas de 150ºde diferencia de la parte alta a la baja. [3]. Para un enfumado, se puede usar simplemente una gaceta con serrín, o el combustible que quieras, la diferencia es que no subimos mas de los 650 º c (según gustos).


Reducción local con carburo de silicio Editar

Para conseguir algunos tonos de los óxidos en reducción, se suele añadir una pequeña cantidad de carburo de silicio al esmalte, actuando de forma local como fuerte agente reductor.


Algunos tipos de esmaltes como en el Sangre de buey, o los tipo lava volcánica.

Reducción post cocción Editar

Es la aplicación de una reducción, una vez que el esmalte o la pieza está cocida, es habitual en el raku, o se puede realizar como una cocción a menor temperatura, como el enfumado con materia orgánica o técnica de reducción post cocción con soplete.




Books-aj.svg aj ashton 01f Referencias Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar